martes, 16 de julio de 2013

Se acabó

El amor llega de un momento para otro, sin habértelo propuesto. Un día todo es normal y al siguiente te levantas y la vida se ha teñido de rosa. Todo lo que él hace es simplemente perfecto. Cada vez que te mira, o te sonríe tu corazón da un vuelco, y eres incapaz de encontrarle defectos, porque todos te parecen encantadores.
Y, sin embargo, cuando crees que ya no tienes remedio, que has perdido completamente la cabeza por ese chico, te sorprendes a ti misma molestándote por algo que ha hecho. ¿Qué? ¿En serio?
Le miras y no ocurre nada. Ningún aleteo descontrolado en tu estómago, ningún suspiro al borde de tus labios. Nada es como antes. Porque le miras y no sientes nada especial.
Es entonces cuando sabes que todo se ha acabado. No hay nada que hacer por vosotros.

Alexia.

6 comentarios:

  1. Cuando los sentimientos se esfuman, no hay nada más que hacer... Es triste, pero fue bonito mientras duró :(
    ¡Un beso muy muy muuuuy grande! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Exacto ! Gracias por pasarte y comentar :)
      Un beso enormeeeee

      Eliminar
  2. Es un punto de vista interesante. Simplemente se acabó. Sin más. Me ha gustado mucho la redacción de esta entrada, y en cierto modo me he podido llegar a sentir identificada; pero yo soy de las qu luego, sin motivo alguno, recaen en el amor.
    Un beso grande,
    Topi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, evidentemente no creo que pudiera ser así si el sentimiento de amor fuera realmeente sincero... Pero es lo que termina por pasar en las primeras rlaciones: un momento sientes que estás tan enamorada como para tocar el cielo, y al otro ya no sientes nada...
      Un beso :)

      Eliminar
  3. Mmmm... muy cierto...
    Por cierto, tienes un premio en mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, en cuanto puedo me pongo con ello!! ^^

      Eliminar